Turbinoplastia – Turbinectomía

Remodelación de los cornetes

Turbinoplastia – Turbinectomía2018-07-06T22:35:45+00:00

Remodelación de los cornetes

La turbinoplastia es un procedimiento quirúrgico para remodelación de los cornetes. La turbinectomía (resección total de los cornetes) tiene las mismas indicaciones que la turbinoplastia. Sin embargo es un procedimiento utilizado con mucha menor frecuencia que éste.

Indicaciones:

Hipertrofia de cornetes que ocasiona obstrucción nasal crónica sin respuesta al tratamiento. La hipertrofia de cornetes puede generarse por septodesviación o por rinitis alérgica. La turbinoplastia está asociada casi en un 100% a la septoplastia, ya que cuando existe septodesviación, existe también una hipertrofia de cornetes compensatoria. Si al corregir la septodesviación, no se corrige la hipertrofia de cornetes, el paciente quedaría con una obstrucción nasal.

¿QUE ES EL SEPTUM NASAL Y LOS CORNETES?

El septum o tabique nasal, es una estructura “laminar” ubicada en el interior de la nariz. Divide la cavidad nasal en dos fosas o conductos. Los cornetes son tres, situados en la parte externa de cada fosa nasal, los cuales al pasar el aire “respirado” lo calientan, purifican y humidifican. Las desviaciones del septum nasal son un conjunto de malformaciones o deformaciones, que conllevan la estrechez anormal de una o ambas fosas nasales.

  • Las malformaciones son consecuencia a veces de un trastorno del crecimiento del cartílago nasal. La dificultad respiratoria aparece de forma progresiva entre los 7 y 15 años.
  • Las deformaciones son consecuencia a veces de traumatismos en la nariz con fracturas de huesos nasales o laxofracturas aisladas del septum. El inicio de la dificultad respiratoria suele estar en relación con el traumatismo. El aumento de los cornetes o hipertrofia se producen por: Alergia nasal, Sinusitis aguda o crónica y ambiental.

¿QUE SINTOMAS PRODUCE LA DESVIACION SEPTAL O HIPERTROFIA DE CORNETES?

Es frecuente tener una desviación del septum nasal sin síntomas. En estos casos no hay que darle importancia. Cuando la desviación septal produce síntomas, estos son en forma de dificultad respiratoria. Se hace necesario entonces respirar por la boca, sobre todo por la noche durante el sueño. Se ha relacionado también la desviación septal con dolores de cabeza, sinusitis, enfermedades del oído, ronquido con apneas del sueño, problemas pulmonares y cardíacos.
Cuando los cornetes están aumentados, ayudan a empeorar el problema respiratorio.

¿CÓMO SE LLEGA AL DIAGNOSTICO?

Se puede hacer el diagnóstico de desviación septal o hipertrofia de cornetes sin ninguna maniobra invasiva; con la luz apropiada y un espéculo nasal se llega a hacerlo. También se puede usar un sistema de endoscopia o nasosinuscopia, que consiste en una exploración con equipo especializado, para una valoración más exacta de la desviación y del aumento de cornetes. En algunos casos en los que el Otorrinolaringólogo lo considere conveniente, se tomarán Radiografías simples o Tomografías computadas u otros exámenes.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

El tratamiento de la desviación del septum nasal es quirúrgico. La técnica para la corrección de la desviación septal, se conoce como Septoplastia. Esta técnica actúa exclusivamente sobre el tabique nasal, sin que la apariencia externa de la nariz se modifique. Si hay además deformidades de la estructura externa de la nariz, se realiza un tratamiento integral de los problemas nasales, corrigiéndose en el mismo acto quirúrgico la patología del septum y de la pirámide nasal, desde el punto de vista funcional y/o estético.

Cuando se realiza la corrección del septum y se modifica también la apariencia externa de la nariz, el procedimiento quirúrgico se denomina Septorrinoplastia.
Es frecuente además, que deba asociarse la Septoplastia a cirugía de los cornetes (cuando se encuentran hipertrofiados), llamada Turbinoplastia, para asegurar una adecuada respiración al paciente.

¿EN QUE CONSISTE LA SEPTOPLASTIA Y LA TURBINOPLASTIA?

La finalidad de la Septoplastia, es darle al septum nasal su forma y situación normal. Para ello, se aborda el tabique a través de una incisión interna, en una u otra fosa nasal. No hay incisiones externas en la piel. La turbinoplastia consiste en la reducción del aumento de los cornetes, resecando los bordes inferiores de los mismos y extrayéndolos. Es por esto que todas las preguntas que tenga, no dude en hacerlas, porque de esto depende la confianza que pueda depositar en nosotros, para obtener un éxito absoluto en su Cirugía.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS O COMPLICACIONES DE LA SEPTOPLASTIA Y LA TURBINOPLASTIA?

  • La hemorragia anterior o posterior de las fosas nasales a través del taponamiento nasal, pueden presentarse. Es sin embargo, poco frecuente, debido al taponamiento. Cede espontáneamente o se coloca un nuevo taponamiento nasal.
  • La perforación del septum nasal es una complicación rara pero potencial, al igual que cambios en la forma externa de la nariz.
  • El tabique tiene “memoria” y se puede volver a desviar después de la cirugía. Es por esto que dejamos por una semana unas láminas internas que nos mantienen en posición central el tabique.

CUIDADOS POST- OPERATORIOS

La SEPTOPLASTIA y la TURBINOPLASTIA son procedimientos quirúrgicos bastante frecuentes en la práctica Otorrinolaringológica, pero se deben seguir ciertas normas los días siguientes a la intervención. Así mismo el paciente debe conocer algunos síntomas que le puedan ocasionar inquietudes si se presentan, los cuales serán resueltos conmigo antes de la Cirugía.

  • Durante los 2 a 3 días siguientes a la cirugía, el paciente tendrá un taponamiento nasal bilateral, que en su interior tendrá unos tubos por los cuales podrá respirar parcialmente, pero por esto no dormirá bien.
  • El drenaje de secreciones sanguinolentas que escurren del taponamiento nasal son frecuentes. Limpie con agua y cambie la gasa que está frente a la nariz con frecuencia.
  • La aparición de lagrimeo también es frecuente y es consecuencia del taponamiento nasal, que puede ocasionar otros síntomas como dolor frontal y oídos taponados. Esto cederá al retirarse el taponamiento.
  • Es aconsejable practicar lavados nasales con suero fisiológico después de retirados los tapones, 8 c.c cada 2 horas al día y en la noche cada 3 horas. Evita la formación de costras en las fosas y ayuda en su limpieza. (Aumentan con la turbinoplastia y permanecen por seis semanas)
  • Favor tomar Analgésicos y Antibióticos a la hora indicada.
  • Reposo tras la cirugía, evitando los ejercicios bruscos, los cuales los hará después de 1 mes.
  • Debe aplicarse vaselina en los labios dos veces al día, para evitar el resecamiento; lo mismo que hacer “buches y gárgaras “de agua con sal, tres veces al día, para que no se irriten la boca y la garganta. Tomar mucha agua.
  • Tras retirado el taponamiento nasal se debe evitar la permanencia en lugares contaminados.
Agendar cita

HORARIO DE ATENCIÓN

Lunes a sábado 7:00 – 7:00
Cirugía ambulatoria
Servicio 24 horas

+57 316 876 2929

WHATSAPP

UBICACIÓN DE LA CLÍNICA