CIRUGÍA DE CORRECCIÓN DEL TABIQUE

(Septoplástia)

La Septoplástia es un procedimiento quirúrgico que busca enderezar la desviación del septum o tabique nasal. Estas desviaciones pueden producir diferentes alteraciones, no solo estéticas, sino de funcionamiento, dentro de las cuales la más importante es la obstrucción nasal, o dificultad para respirar adecuadamente.

De igual manera es posible realizar una Rinoplastia (cirugía estética de nariz)  y una Septoplástia en el mismo acto quirúrgico, esta cirugía que incluye ambos procedimientos se denomina Septorrinoplastia o Rinoplastia funcional y se encarga de corregir los problemas funcionales  y a la vez estéticos  de la nariz con un resultado de excelente respiración, además de apariencia  agradable y natural, en perfecta armonía con el resto del rostro.

CIRUGÍA DE CORNETES (Turbinoplastia)

La Turbinoplastia es una cirugía que tienen como objetivo remodelar y reducir el tamaño de los cornetes para dar como resultado un cambio funcional en la respiración del paciente, cuando este tiene los cornetes muy grandes, también conocida como hipertrofia de cornetes. El cambio más notorio se siente en la mejoría de la respiración a través de la nariz.

CIRUGÍA ESTÉTICA DE LA NARIZ (Rinoplastia)

Es la cirugía estética más frecuente que se realiza en la cara y permite recuperar la armonía y belleza de la nariz sin dejar cicatriz.

La Rinoplastia permite reducir o incrementar el tamaño de la nariz o del puente, agudizar la abertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. Es importante reconocer que el especialista más indicado para realizar esta cirugía es un otorrinolaringólogo y cirujano estético facial, ya que esto garantiza no solo una bonita apariencia de la nariz sino también su buen funcionamiento.

La Rinoplastia con fines estéticos debe practicarse cuando la nariz alcance su tamaño normal, generalmente entre los 15 y 16 años de edad, excepto en los casos en que la respiración esté severamente afectada.

La cirugía de rinoplastia se adapta a cada paciente, según sus necesidades particulares. Los mejores candidatos para este tipo de cirugía son las personas que buscan la mejoría, no la perfección, en la apariencia de la nariz. Además de las expectativas realistas, la buena salud y la estabilidad psicológica son cualidades importantes para un paciente que considere la cirugía de Rinoplastia.

Este procedimiento no deja cicatrices externas en el paciente, ya que toda la intervención se realiza al interior de las fosas nasales. Nuestros profesionales generalmente no emplean taponamiento nasal en el posoperatorio, situación que conlleva a una pronta recuperación y disminuye la incomodidad del paciente.

Se deja por espacio de 1 a 3 semanas una cinta adhesiva (Micropore), posterior a lo cual la piel de la nariz debe protegerse con protector solar.

CIRUGÍA ESTÉTICA Y FUNCIONAL DE LA NARIZ (Septorrinoplastia)

Fotos de Antes y Después de nuestros pacientes